compostagem

Actualmente la sociedad produce muchos residuos orgánicos provenientes de las casas habitación, establecimientos, parques públicos y centros de trabajo, por mencionar algunos. Al no recibir un manejo adecuado, éstos contaminan el aire, el suelo y el agua. Pero hay alternativas muy sencillas para que los residuos orgánicos no se conviertan en un problema ambiental, una de ellas es la elaboración de abonos orgánicos naturales que además, funcionan, como mejoradores de suelo. Dentro de ellos están los abonos fermentados como el bokashi, elaborado con la mezcla de melaza, estiércol, ceniza, entre otros; y las compostas, resultado de un proceso mediante el cual los organismos vivos del suelo como lombrices, insectos, bacterias y hongos transforman los desechos orgánicos en un abono natural y no tóxico.

Hoy en día existen diferentes maneras de producir una composta, por ejemplo: sobre el suelo, enterrada, semienterrada, en cajones, en cubetas y en geomembrana (recubrimiento que sirve para controlar que los fluidos no contaminen la tierra). Los elementos indispensables para realizarlas son:

1. Materia orgánica fresca: Incluye los residuos que aún contienen agua, por ejemplo, la fruta y la verdura que se pudre, residuos de origen animal (excremento, huesos, sangre), cascarones de huevo, por mencionar algunos. Entre más variada sea la materia orgánica fresca mejor será la composta y mayor aporte tendrá en la nutrición de las plantas.

2. Materia orgánica seca: Comprende los residuos orgánicos deshidratados, como los desperdicios del jardín, los residuos de la milpa, alfalfa seca, papel, cartón, entre otros. Estos residuos brindan celulosa y lignina, que son compuestos importantes que deben estar presentes en la composta.
3. Agua: Todos los seres vivos que se encuentran en nuestro planeta requieren de este importante elemento para poder vivir, y los organismos que se encargan de transformar la materia orgánica en alimento para las plantas no son la excepción.

4. Aire: La mayoría de los organismos encargados de hacer la composta necesitan aire para realizar su trabajo de manera eficiente.

5. Suelo: De preferencia de bosques y de selvas, ya que estas superficies son ricas en organismos transformadores de residuos orgánicos. Al agregar suelo se aumenta el número de organismos participantes, por lo que se reduce su periodo de elaboración.

6.Temperatura: Los organismos que elaboran composta prefieren temperaturas entre los 25 y 37 ºC, es por eso que se recomienda conservar temperaturas en estos intervalos para llevar a cabo el proceso de manera más eficiente.

Además de los elementos antes mencionados, algunas veces se agregan lombrices rojas californianas para facilitar y agilizar la transformación de la materia orgánica; a este proceso se le llama lombricomposta y contiene una gran cantidad de nutrientes, generando un excelente abono que aprovecha al máximo los residuos orgánicos que generamos.

En un hogar típico mexicano se produce anualmente media tonelada de desechos, de los cuales una buena parte se podría convertir en composta, siendo útil para fertilizar el suelo y las plantas, al mejorar su nutrición y representar una opción muy buena, fácil, barata y amigable con el ambiente.


Ing. Nelly Fernández Téllez / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Dra. Angélica Bautista-Cruz / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Centro Interdisciplinario de Investigación para
el Desarrollo Integral-Regional, Unidad Oaxaca.
Instituto Politécnico Nacional

En ISSUU Revista 55