Hace 21 años, me encontraba en un pasillo de la Facultad de Contaduría, Administración e Informática, leyendo en voz alta un cartel, cuando un hombre delgado, de larga barba, me dijo con tono amable: “lees bien, ¿te gustaría ayudarme a grabar en radio?” Pronto estaba en la cabina, grabando un ensayo sobre Elena Garro. Jorge López Coutigno, maestro en Educación, periodista egresado de la reconocida Escuela “Carlos Septién García”, y profesor universitario, fue quien me dio la oportunidad de trabajar en medios, me enseñó a hacer spots de radio, notas periodísticas y reportajes para la cabina de radio de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos que transmitía vía circuito cerrado en el campus Chamilpa. Muy pronto dimos el salto a la frecuencia modulada con «A tu nivel», primera revista radiofónica en lo que era el Sistema Morelense de Radio y Televisión, en la que colaboraba todo el personal de la Dirección de Comunicación Universitaria de la administración del rector Alejandro Montalvo. El programa se grababa y se transmitía desde las instalaciones de la calle Miguel Hidalgo, en el poblado de Ocotepec, en Cuernavaca, Morelos.

Así, en mis días universitarios se alternaban los cursos de la licenciatura en administración y la capacitación práctica como comunicadora, desde entonces percibía la trascendencia de difundir las actividades académicas y las funciones sustantivas de la universidad a la población en general, con el fin específico de comunicar a todo público con un lenguaje llano y claro que propiciara compartir desde la cotidianidad la investigación generada en la máxima casa de estudios del estado de Morelos.
Al terminar la carrera, ya llevaba tres años trabajando en la misma universidad. En el periodo del rector Gerardo Ávila, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes concedió los permisos para transmitir en 3 frecuencias y se iniciaron los trabajos de construcción de las instalaciones de la radio universitaria.

En el año 2000, con Carmen Aristegui como madrina, se lanzó la señal de 106.1 FM desde Campus Chamilpa. La radiodifusora universitaria pronto se distinguió en el cuadrante de frecuencia modulada con una propuesta no comercial, con perfil educativo, música clásica, jazz y de géneros hasta entonces desconocidos en Morelos, con interesantes programas de contenido. En ese contexto, durante el periodo del rector René Santoveña, el director de la radio, Agustín Trevilla, me ofreció hacerme cargo del segmento de ciencia y tecnología.

“¿Ciencia a las seis de la mañana? ¿Quién me va a escuchar?”, pensé. Niños, jóvenes de camino a la escuela, gente que inicia su día laboral, la población más productiva del país es la que está despierta a esa hora, dijo mi padre con esa voz interior que llamo conciencia.

Descubrí el complejo aparato científico instalado en Morelos, dotado de infraestructura y equipamiento de punta, con personal altamente especializado que conforma una auténtica masa crítica y productiva. Enseguida empecé a tender puentes para platicar con los especialistas. En un principio era la genuina Torre de Babel, hablar de física, química, biología, filosofía de la ciencia, matemáticas, jergas y tecnicismos absolutamente inusitados. No tardaron en contender los humanistas, evidenciando el divorcio entre las ciencias sociales y las exactas, luego los tecnólogos para argumentar en contra de la investigación tipo “para donde se peina el electrón” y confrontar las ciencias básicas con las aplicadas.

Es esta experiencia de 21 años en la producción radiofónica cercana al desarrollo de ciencia y tecnología en el estado de Morelos, lo que ha permitido vincular el conocimiento de la comunidad científica, sus líneas de investigación y desarrollo; siendo este el gran motivo para diseñar una estrategia en red que permita sistematizar el conocimiento y convertirlo en un proceso innovador, tras convertirlo en una metodología de trabajo.


El buen uso de la comunicación del conocimiento dirigido a un público específico logra mostrar cómo llevar a cabo una mejora constante y estratégica en ventas y negocios.

La metodología que actualmente desarrollo, en la maestría de Comercialización de Conocimientos Innovadores que curso en el Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la UAEM, la he denominado «Suma de medios», que consta de un comunicador de ciencia; un investigador; el desarrollo de un concepto a partir de un medio de comunicación verificable en una comunidad y está dirigida a una población específica.

Dicha metodología hace uso de los gestores de contenido electrónico, comúnmente conocidos como redes sociales y se apoya en los medios públicos de comunicación.

Partiendo de una analogía entre una agencia de viajes y una oficina de transferencia de conocimientos, en donde la agencia identifica vacantes, destinos, costos, medios de transporte y la oficina de transferencia de conocimientos identifica productos innovadores, nichos de mercado, centros de investigación y líneas de generación de conocimiento. En ambos lados, se correlaciona y se vincula.

Usted puede escuchar y conocer la propuesta de Suma de medios de Despertar con Ciencia en las frecuencias 106.1 FM en Cuernavaca, 89.7 FM en Cuautla y 91.9 FM en Jojutla, en la cuenta de Twitter @CienciaUaem106 o en la página de Facebook DespertarConCiencia.


 L.A.E. Susana Ballesteros Carpintero / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Radio UAEM e Instituto Morelense de Radio y Televisión