Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Regulación sanitaria en farmacias

¿Has ido en busca de medicamentos a alguna farmacia? ¿Te has preguntado cuál es la labor que existe detrás del mostrador? O tal vez, ¿Quiénes se encargan de que los medicamentos lleguen a las manos de los usuarios de manera segura?
El presente artículo pretende mostrar cuál es la legislación que toda farmacia debe seguir y apegarse, a fin de garantizar un servicio de calidad para el paciente. También se mostrará la participación de un profesional de la salud, experto en medicamentos, dentro de dichas actividades en una farmacia. ¿Sabes a quién nos referimos? Al farmacéutico.

¿Reglamentos, normas y leyes?

La operación de farmacias dentro de hospitales y centros de salud, debe estar bajo la estricta regulación según la normatividad sanitaria vigente, a fin de resultar en un beneficio para los pacientes usuarios. A su vez, dichos establecimientos deben realizar el surtido de medicamentos de acuerdo a los estándares nacionales.

México cuenta con dicha regulación mediante la aplicación de reglamentos, normas y leyes. En el estado de Morelos existen dependencias encargadas de la regulación de dichos establecimientos, como es el caso de la Comisión para Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (COPRISEM), la cual se encarga de realizar las revisiones pertinentes en el cumplimiento de dicha legislación.
Los farmacéuticos, responsables de las farmacias y en muchos casos responsables sanitarios, evalúan las instalaciones, la documentación legal y técnica, las áreas para las diferentes actividades propias de la farmacia, de acuerdo al marco legal y regulatorio de la Ley General de Salud, el Suplemento para establecimientos dedicados a la venta y suministro de medicamentos y demás insumos para la salud, el Reglamento de insumos para la salud, la Norma Oficial Mexicana NOM-072-SSA1-2012, así como el etiquetado de medicamentos y de remedios herbolarios.


Otras actividades que realizan son: verificar que las condiciones para el almacenamiento y control de medicamentos sea el adecuado, así como el correcto llenado de recetas, validar el manejo de los libros de control (libretas físicas en donde se hace inventario de medicamentos existentes) de medicamentos de grupo II y III (clasificación dada a los medicamentos para su venta según su impacto en la salud pública) de manera correcta.
Y es aquí donde el farmacéutico, además de otras actividades, realiza la labor de mejorar y garantizar la calidad del servicio propio de la farmacia, a fin de lograr un beneficio al paciente, jugando así un papel importante desde la regulación legal apropiada hasta el servicio adecuado al usuario.

Un caso en particular

Hablando particularmente de la farmacia del Centro Integral de Salud Mental (CISAME) de los servicios de salud de Morelos, las evaluaciones son realizadas por el farmacéutico responsable de la farmacia a través del check list, los cuales son elaborados con base en la legislación vigente aplicable a farmacia; cabe mencionar que estas listas de cotejo fueron elaboradas exclusivamente de acuerdo a las necesidades de la farmacia CISAME.
El análisis de lo observado mostró que se han instalado cumpliendo en su mayoría con los puntos establecidos en la legislación vigente aplicable. Llevando el adecuado registro y resguardo
de medicamentos controlados, verificando que el contenido de las recetas elaboradas por los médicos este de acuerdo a la legislación aplicable conteniendo todos los datos necesarios; las instalaciones de la farmacia a su vez son adecuadas e ideales para la buena conservación de los medicamentos pues son áreas con la ventilación, temperatura y humedad adecuada, que permite la conservación de insumos, así como, buena iluminación, entre otros aspectos, al contar con dichos requisitos los medicamentos logran conservar su estabilidad y calidad evitando ser un riesgo para el usuario consumidor.
En lo que respecta al área de farmacia se ha logrado dar una atención de calidad a los usuarios del CISAME. Y es ahí donde el farmacéutico juega un papel importante para dar un servicio de calidad al paciente, pues se asegura que el usuario reciba el medicamento correcto de acuerdo a la prescripción médica, evitando de este modo errores de medicación. Además, dentro de sus actividades en la entrega de medicamento, el farmacéutico da orientación al paciente sobre la importancia de la adhesión y cumplimiento en el tratamiento farmacológico, así como guía y consejo para evitar el incumplimiento en el consumo del medicamento, información sobre las posibles reacciones adversas medicamentosas, cuál es el mejor horario en el que puede tomarlo, posibles interacciones, entre otras actividades.
Ahora ya lo sabes, cuando acudas a tu unidad médica pregunta al farmacéutico todas las dudas que tengas sobre el tratamiento farmacológico al cual serás sometido.


ºMariana Yazmín Becerra Flores / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Estudiante de Lic. en Farmacia
Facultad de Farmacia de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos