Revista de Divulgación Científico-Tecnológica del Gobierno del Estado de Morelos

Los microorganismos del suelo y su uso como biofertilizantes

El empleo constante y desequilibrado de fertilizantes minerales en la agricultura ha ocasionado efectos ambientales adversos.
Por ello se han buscado alternativas amigables con el ambiente, como es el caso de los biofertilizantes, estos son productos naturales formulados con uno o varios tipos de microorganismos (bacterias y hongos) benéficos y son considerados como una alternativa biotecnológica inofensiva para lograr una agricultura sustentable. Estos productos microbianos tienen la capacidad de movilizar elementos nutricionalmente importantes para las plantas como el nitrógeno, el fósforo y el agua, además de producir sustancias que promueven el crecimiento vegetal y con ello incrementan la producción de los cultivos. Los biofertilizantes no contaminan el suelo y no perturban el equilibrio ecológico, además, son más económicos que los fertilizantes minerales.
¿Cómo ayudan los microorganismos al crecimiento de las plantas?

Existen microorganismos con la capacidad de asimilar el nitrógeno gaseoso de la atmósfera, mediante un proceso denominado fijación biológica de nitrógeno. Los microorganismos que realizan este proceso son conocidos como fijadores de nitrógeno y se pueden considerar como pequeñas fábricas de fertilizantes nitrogenados. Las bacterias más conocidas que tienen esta capacidad se asocian a plantas leguminosas y se llaman rizobios.
Debido a que la disponibilidad de fósforo en el suelo es muy baja, las plantas no pueden disponer de cantidades adecuadas de este nutriente. Afortunadamente, hay microorganismos que tienen la habilidad de producir ácidos que liberan el fósforo de los minerales del suelo para que este nutriente pueda ser absorbido por las plantas. Los microorganismos solubilizadores de fosfato más conocidos son hongos llamados micorrizas pero también hay bacterias asociadas a las plantas que pueden solubilizar fosfatos.

Otra manera en la que los microorganismos pueden favorecer el crecimiento de las plantas es mediante la producción de hormonas vegetales, como las auxinas, las giberelinas y el etileno. Estas sustancias promueven el crecimiento de las raíces de las plantas, lo que permite que puedan absorber más agua y nutrientes del suelo.
Actualmente en el Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR), Unidad Oaxaca del Instituto Politécnico Nacional, se trabaja en el aislamiento e identificación de bacterias solubilizadoras de fosfato y su efecto sobre el desarrollo en cultivos de importancia económica en el estado, como el maguey espadín figura 1.


ºM. en C. Verónica Martínez-Gallegos / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
ºDra. Angélica Bautista-Cruz / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional, Unidad Oaxaca del Instituto Politécnico Nacional